Victoria, México 1ºC Viento: 1.96KM/H Humedad 80%
Laredo, México 2ºC Viento: 2.6KM/H Humedad 47%
Matamoros, México 2ºC Viento: 4.1KM/H Humedad 40%
Reynosa, México 3ºC Viento: 4.1KM/H Humedad 40%
Tampico, México 10ºC Viento: 4.66KM/H Humedad 100%
18 de Enero

Circulan fotos íntimas de Montserrat Oliver y su pareja

Redacción 24siete

Ciudad de México, 21 de Diciembre del 2017

Montserrat Oliver fue víctima de un hackeo que resultó en la filtración de varias fotos de la colección privada de la modelo y actriz.

En una de las imágenes aparece junto con su pareja Yaya Kosikova con un seno expuesto y en la otra se ve la cara de Oliver practicándole sexo oral.

Tras la viralización de estas fotos, Montserrat ya hizo publico su sentimiento ante la situación.

“Me siento profundamente triste, dolida y vulnerada por el hackeo de imágenes íntimas que están ahora circulando en redes sociales“, escribió en Instagram.

Me siento profundamente triste, dolida y vulnerada por el hackeo de imágenes íntimas que están ahora circulando en redes sociales. Me sumo a las mujeres que en las últimas semanas han denunciado acoso y abuso de género. La violación de mi privacidad para hacer público algo tan personal y hasta llegar a alterar imágenes para incrementar el morbo es acoso y abuso. Se que no soy la primera persona publica en el mundo a la que invaden de esta manera pero espero ser de las ultimas. Me duele que después de 30 años de carrera intachable y labor altruista sólo se quiera mirar mi intimidad. Les pido su ayuda para parar la viralización de estas imágenes y mostrar una vez más lo solidarios que podemos ser todos. Gracias. #MeToo
#hoysoyyomañanapuedessertu

Una publicación compartida de Montserrat Oliver Grimau (@montserrat33) el

La presentadora de “MoJoe” usó este caso para sumarse al movimiento #MeToo, que han usado las mujeres que han sido víctimas de abuso sexual.

“Me sumo a las mujeres que en las últimas semanas han denunciado acoso y abuso de género. La violación de mi privacidad para hacer público algo tan personal y hasta llegar a alterar imágenes para incrementar el morbo es acoso y abuso. Se que no soy la primera persona publica en el mundo a la que invaden de esta manera pero espero ser de las ultimas”.

Por último escribió: “Me duele que después de 30 años de carrera intachable y labor altruista sólo se quiera mirar mi intimidad. Les pido su ayuda para parar la viralización de estas imágenes y mostrar una vez más lo solidarios que podemos ser todos”.