Victoria, México 5ºC Viento: 1.63KM/H Humedad 75%
Laredo, México 4ºC Viento: 3.09KM/H Humedad 100%
Matamoros, México 4ºC Viento: 5.66KM/H Humedad 99%
Reynosa, México 6ºC Viento: 4.12KM/H Humedad 92%
Tampico, México 16ºC Viento: 2.45KM/H Humedad 69%
02 de Febrero

Jovencita se salva de ser secuestrada por conductor de Uber en Tampico

Redacción 24siete

Tampico, Tamps., 24 de Enero del 2023

Jovencita se salva de ser secuestrada por conductor de Uber en Tampico

Por Gabriela Villalobos

A través de sus redes sociales una joven contó su experiencia en la que se salvó de ser privada de su libertad por el conductor de un Uber, que había sido solicitado a través la aplicación para que la llevara a su escuela.

La estudiante de nombre Gabriela, relató el infierno que vivió, hasta que logró escapar del conductor, cuyo nombre en la aplicación sólo está registrado como Alejandro.

Esta es la historia que relata en su red social:

«3:50 abordo un Uber que me pide mi novio para dirigirme a mi escuela, (el chófer) comienza a querer tener una conversación a lo cual yo me limitaba a responder.

“¿A qué hora entras?”, “¿A qué hora sales?”, «Te ves muy bonita», desde que comenzó eso yo ya estaba compartiendo mi ubicación con mis amigas y Sam, se comienza a desviar y Samuel le llama para pedirle por favor que regrese a su ruta original, el chófer (de nombre Alejandro) le dice que solo está evitando tráfico por la lluvia (siendo que yo ya iba por colonias lejanas a mi escuela), le cuelga y procede a quitar el viaje de su celular, Samuel me comienza a escribir que me bajara, aquí todo empeora”.

 

“Comienza a ir lento y de pronto retorna a la ruta más cercana a mi destino, entonces comienzo a pensar que todo estaba bien, hasta que comienza a acelerar, se nos atraviesa una patrulla de tránsito, por la ventana le hago señas de que algo no está bien y se va lento detrás de nosotros, pero él comienza a rebasar y entre coches los perdemos… le pido varias veces que me baje, con la peor angustia de mi vida le repito que ya quiero bajarme, que me deje donde sea pero que por favor ya quería bajarme y ahora no me responde nada”.

“Gracias a Dios nos rodeamos de coches en un semáforo en rojo, quito el seguro del coche y él se da cuenta, se quita el cinturón de seguridad e intenta abalanzarse hacia mí, mi adrenalina me hizo literalmente aventarme del coche y gracias a Dios que pude escapar… pude irme”.

“Hoy me imaginé por un segundo que sería un caso de búsqueda más… Cuídense mucho, ¡¡denuncien!!, yo ya levanté mi denuncia y me darán ayuda psicológica en lo que vemos como avanza la denuncia”.