Victoria, México 34ºC Viento: 3.98KM/H Humedad 30%
Laredo, México 34ºC Viento: 5.66KM/H Humedad 49%
Matamoros, México 34ºC Viento: 6.69KM/H Humedad 58%
Reynosa, México 35ºC Viento: 5.66KM/H Humedad 50%
Tampico, México 33ºC Viento: 4.63KM/H Humedad 58%
17 de Agosto

Esta es la ciudad mexicana donde más se toma Coca Cola

Redacción 24siete

México, 17 de Agosto del 2022

El refresco más consumido y famoso a nivel mundial está fuertemente arraigado en el estilo de alimentación de los mexicanos

Coca Cola anunció un incremento en el precio de algunos de sus productos desde el día de hoy 17 de agosto debido a la inflación. El incremento cobra mayor relevancia tomando en cuenta los hábitos de consumo de los mexicanos en los refrescos, específicamente, la Coca Cola.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (CONACYT) el récord mundial de consumo lo tiene un Estado de la República Mexicana, de acuerdo al Conacyt, Chiapas es la región del mundo donde más se bebe la Coca Cola, el refresco favorito de los mexicanos, ya que se reporta que sus productos representan más del 70% del consumo nacional de bebidas azucaradas embotelladas, de acuerdo a la organización El Poder del Consumidor.

CONACYT basa su estudio en muestras científicas impactantes, como el consumo medio por persona en este Estado ubicado en el sur de México, el cual es cinco veces mayor al resto del país y 34 veces más que el promedio mundial.

«Es el epicentro de la epidemia de consumo de refrescos» afirma el doctor Marcos Arana, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y de la Nutrición Salvador Zubirán.

En esta zona, Coca Cola tiene una planta embotelladora en el municipio de San Cristóbal de las Casas.

«Al 3% de niños menores de seis meses, sus madres les dan Coca-Cola, en un momento que solo deben tomar leche materna,», destaca Aran de una investigación en la que participó en 2016.

«Coca-Cola es el producto más disponible en Los Altos, uno tiene que caminar más distancia para comprar tortillas o cualquier otra cosa. La cantidad de puntos de venta es excesiva, sin ningún control, y con precios reducidos hasta el 30%», dice Arana.

«La disponibilidad y publicidad de algo tan barato es tan grande y omnipresente en Chiapas ante poblaciones vulnerables que han creado una adicción que se ve como necesidad», afirma.